Terapia familiar y/o de pareja

Las dinámicas familiares no siempre son fáciles. A veces se producen choques entre las necesidades y deseos de cada miembro. Cuando los problemas de comunicación, los desacuerdos en la educación de los hijos o las discusiones se convierten en algo frecuente y fuente de malestar en la familia puede ser motivo de búsqueda de ayuda.

La intervención en familia o pareja se centra en el trabajo en común considerando el núcleo familiar como un sistema unitario, con el objetivo de obtener una resolución positiva del conflicto, centrada en mejorar la comunicación, la comprensión mutua, y generar una relación estable y placentera.

A través de la terapia se evaluarán las dinámicas relacionales, las necesidades de cada miembro de la familia y la existencia de relaciones disfuncionales. Así se proporcionarán herramientas adecuadas para el cambio, empleando técnicas específicas para el abordaje de problemas familiares o de pareja.

También se proporciona asesoramiento en situaciones de crisis o procesos de separación.

Los problemas más frecuentes que pueden surgir en el núcleo familiar son:

Familia

  • Problemas de comunicación
  • Solución de conflictos
  • Dificultades de adaptación a situaciones nuevas e inesperadas
  • Desacuerdos en la educación de los hijos

Pareja

  • Celos e infidelidad
  • Trastornos y disfunciones sexuales
  • Procesos de separación